/* Bienvenid@ al Blog de Alfonso y Compañía - La página está cargando. (Optimizado para Mozilla FireFox 10+. Conviene desactivar el plugin NoScript) */

martes, 26 de mayo de 2009

Se aprueban ambas leyes para Ingeniería Informática

Acaba de terminar la sesión plenaria del Congreso de los diputados que debatía asuntos referidos a la Ingeniería Informática en el estado español. Se han aprobado ambas proposiciones de ley (PLs), la de la oposición y la del gobierno, por unanimidad de todos los grupos que han pronunciado discurso.

Sí, las dos y por unanimidad, tal como sucedió en la sesión del Senado a finales del año 2008.

Esto significa que se creará un Consejo de Colegios Profesionales para representar a los que trabajamos en informática frente al gobierno en cuanto a temas que nos afectan, como la regulación de la profesión o el reconocimiento social de su ejercicio, ahora muy denostado. Dentro de poco se presentarán también PLs idénticas para las ingenierías técnicas que se espera tengan un resultado parecido si no idéntico. Además, hay pendiente mañana un debate relacionado en las Cortes de Castilla y León.

Se ha dispuesto, por tanto, que los ingenieros en informática tendremos representación en el CATSI (Consejo Asesor de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información), para la que ya se me ocurren algunas ideas. Por último conviene echar un vistazo a los plazos de ambas leyes, pues son complicados.

En el debate, que he seguido por internet a través de la página del congreso (como os avanzaba aquí), se han sacado a relucir otras cuestiones de interés relacionadas con el asunto. Por ejemplo la representación de la ingeniería informática dentro del Instituto de la Ingeniería de España, que he visitado alguna vez con motivo de diversos ciclos de conferencias, como la de Tecnologías para la Eficiencia en Banca. O la representación de la I.I. dentro de organismos internacionales dedicados también a la ingeniería informática en todas sus variantes por el mundo: "computación", "informatics", "computer science", etcétera.

Otra de las cuestiones que se ha puesto de relieve es la ilegalidad en que se ha incurrido al no responder a la petición de creación del Consejo de Colegios en el momento de su petición, en 2005. Para ello convendría investigar qué órgano gubernativo tenía la responsabilidad de emitir esa respuesta en su día, quiénes eran las personas que lo configuraban y por qué no lo hicieron, a fin de que puedan determinarse las responsabilidades que pudieran derivarse de sus inacciones.

Algunos colegios profesionales señalan como responsable de agravios comparativos a la I.I. a Francisco Ros Perán (antiguo director general de Telefónica y actual Secretario de Estado), quién también está en las peticiones de dimisión de la asociación de internautas, e incluido por otros motivos entre las "lobby-stars" de los hacktivistas por atentados contra la libre circulación del conocimiento en internet; todo un variado elenco de detractores muy difícil de combinar. Como todas las acusaciones, deberán demostrarse, claro. Dios me libre de acusar a nadie sin fundamento sólo porque "el río suena".

La primera vez que ví a "Paco" Ros fue en el I Foro para la Sociedad de la Información, al que me invitaron en 2005, recuerdo que durante la comida se le llenaba la boca hablando sobre llevar la banda ancha hasta el más alejado pueblo del país, pero sin tocar ninguno de los temas que se creía iban a debatirse. La banda ancha me parece fenomenal, pero no me quedó buen regusto de la jornada debido a estas carencias discrusivas y a un faustoso derroche en el evento, a mi entender bastante innecesario, muy en línea con las presentaciones comerciales de algunas grandes empresas.

Volviendo a la sesión del congreso, habría que depurar responsabilidades análogas con respecto al nefasto grado de proactividad demostrado desde 1992, fecha en que se podía haber comenzado ya el proceso de regulación de las Ingenierías Informáticas, por existir ya entonces más de un "colegio profesional de nivel inferior al nacional". Por aquél entonces, creo que la informática dependía del Instituto homónimo en el Ministerio de Educación y Ciencia. Diecisiete años, nada menos.

La gracia es que después de todo esto, en el día a día, a los ingenieros en informática se nos pide que demostremos todo, todito, todo y a ser posible, por adelantado.

Ha tenido que inventarse y popularizarse el Windows 95, pasar el efecto 2000, crearse y reventarse la burbuja puntocom, difundirse el uso del teléfono móvil hasta que se pueda navegar cómodamente con él por internet y pasar toda la campaña de Obama hasta su elección, precedida por dos legislaturas de Bush junior para que nos demos cuenta en España de que la informática sirve para algo.

Ojalá el pasito de hoy haga cundir el ejemplo.

6 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por comentar! ;-)



Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Basado en Blogger

Creative Commons License
Puedes copiar esta obra bajo:

licencia Creative Commons.